Cronica de una pizza anunciada

Durante mucho tiempo había escuchado de este lugar.

Llego el momento tan esperado de visitarlo.
Un pequeño local sin mesas ni mozos. Sin glamour ni tampoco con demasiadas pretensiones, con una sola premisa ; comer Pizza.
No cualquier pizza.
Una muchedumbre formando una fila para pagar su cena, la cual promete ser rápida, precisa, contundente.
La fila se acaba, el cajero recibe el pedido y mueve la cabeza asintiendo que todo va a estar bien. Me dice el precio y por primera vez en la noche, me sorprendo.
Sigo mi camino. Me incomoda el desorden que reina en la pizzería, platos que van y vienen, vasos abandonados por la mitad, gente buscando una porción o tan solo un lugar.
Espero mi turno. Impaciente, casi cometo el peor delito que alguien puede realizar jamás en estos lugares, primeriar a otro comensal.
Un viejo pizzero me clava una mirada inquisidora, tratando de descifrar si estoy preparado. Le mantengo la mirada, tal vez mas tiempo del que alguna vez pude haberle mantenido a otro ser humano.
Paso el examen. Las dos porciones en el plato, la faina y la cerveza ya son mías.
Me acomodo como puedo. De parado. No estoy comodo. No estoy nada comodo… pero me dejo llevar, cierro los ojos, siento los olores y los cubiertos empieza a hacer su función.
Una porción de fugazzeta rellena llega a mi boca. Automáticamente mis ojos se abren y finalmente me llevo la otra gran sorpresa en esta hermosa noche.

Este humilde ensayo, se trata de la cuarta pizzería visitada en el tour de pizzas que estamos realizando con amigos.
La Mezzeta.

Paraiso Lejano

Fue el 2 de Mayo. Viernes 2 de Mayo.

No me olvido mas. Su sonrisa, sus ojos, todo de ella me daba la sensación de ya haberla amado en otra vida.

Ese vagon estaba lleno como todas las mañanas, pero para mi solamente estaba ella. Radiante como ninguna, con un gesto de los que te dejan pensando que bien habrá que hacer para merecer semejante mujer. 
Esa mujer con todo lo que implica, el manojo de histeria, las crisis de celos o la obsesion del encuentro constante. Asi y todo esta mujer era perfecta. Por ella me aguantaría todos los malos antes descriptos y algunos mas también…

El destino es cruel, te muestra la dueña del eden  y por otro lado hechiza mujerzuelas del monton.
Ese eden que tendras que confórmate con vivir con princesas sin coronas, con reinas de otros poblados y simplemente usurpadoras de sueños ajenos.
Y todavía estoy ahí esperando por tu sombra, aunque sea pasajera. Mirarte y contemplarte, imaginando tus sueños o simplemente un despertador a tu lado.
Aun sigo esperando tu holograma, aunque pase por un rato para mostrar que hay otra vida en el paraíso, ese paraíso que nunca alcanzare pero siempre soñare…

Me veras volver…

Imagen 

No me hablen de  imposibles. No me hablen de utopias. Ya no les creo.

Yo conozco a San  Lorenzo y se que todo se puede.

Conozco a una  especie de gente de diferente, que todavia cree en los sueños, que no se deja  vencer por las adversidades y que lucha por lo que quiere.

Que no se deja  llenar por ilusiones efimeras en forma de metales, que persiste en su busqueda mas  profunda y valiosa, la de una identidad, la de una pertencia y la que otras  especies abandonaron hace rato…

 

Nuestra lucha es  eterna, lo se, como aquellos soñadores que nunca dejan de pelear. Eso es San  Lorenzo. Una busqueda constante, un disfrute distinto que me siento afortunado  de vivir.

 

Me paso en San  lorenzo en la vida y eso es suficiente. Como no va a ser suficiente, si cuando  se aprobo la ley levante la mirada y te vi a vos, festejando a lo lejos  y mientras se te caian algunas lagrimas me guiñabas un ojo.

Como no va a ser  suficiente si me acuerdo que tu sueño era tambien el mio y que finalmente  se nos estaba cumpliendo.

Como no va a ser  suficiente si cuando me entere que volviamos pense en mi viejo que me  dejo una de las mayores herencias que un hombre puede tener. Una  pasion.

Una pasion por San  lorenzo, que moviliza, que revoluciona, que muere y vuelve a renacer. Que te  lleva por los cielos cruzando angeles y derribando paredes

 

No me bajen a la  tierra. Dejenme volando alla arriba, donde las utopias se cumplen, donde San  Lorenzo vuelve a Boedo

cambio el mundo

El mundo cambio tanto y sin embargo sigue todo tan igual.
Las mismas calles, los mismos cielos, los mismos corazones que se quiebran tan facilemente.
Que seria de nuestra vida si las promesas si hubiesen cumplido, si nuestros sueños del pasado se hubiesen transformando en nuestro presente. Si en lugar de mi , hablariamos de nosotros, de lo que fuimos, de lo que nos imaginamos y lo que hoy estamos tan lejos de alcanzar.
Necesito otro mundo donde el pasado se haga presente por un rato y donde me deje la impresion de que en algun momento el tiempo me dara la razon, la bendicion, me dara todo aquello que tuve y me quito. Me dara tu vida. Junto a la mia.
El mundo se sigue derrumbando y sin embargo sigue todo tan igual.

Final anunciado

No fue un instante. Juro que no fue un instante. Esa lucha en mi cabeza por decidirme o no a romper algunas reglas para saber la verdad.
Fueron 28 minutos lo que me costo decidirme, con ella durmiendo a mi lado.
Hay varios dichos que pense en ese lapso de tiempo. ” El que busca encuentra” , ” Corazon que no ve, corazon que no siente” . Pero yo preferi la verdad y no me arrepiento.
Siempre prefiero la verdad por mas dura que sea. No me costaba nada hacerme el boludo, seguir durmiendo a su lado con tan solo una duda en mi cabeza, que seguramente al amanecer se
iria esfumando cuando los cuerpos empiecen comunicarse por si solos.
Pero mis ideales prevalecieron, mi mente lunatica no se resignaba a suponer. Alguien decia que la verdad nunca es triste, lo que no tiene remedio… solo estoy de acuerdo con la segunda afirmacion.
Esta es la forma que eligo para vivir, tal vez equivocada de querer saber a cualquier precio la verdad, pero no es mas que eso, la realidad.

Cuesta aprender algunas cosas y a veces la cabeza no se equivoca, esto no es casualidad. Pero ahi esta el corazon siempre dejando de lado a la razon. Esta razon que cada vez se esta haciendo mas fuerte en mi, que promete no hacerse mas a un lado y ese corazon, que por mas que lo intente, cada vez se siente mas olvidado.
Maldita razon, Pobre corazon. Pobre corazon.

Que la multa la pague dios

Seguramente si hubiese sabido que ese lunes llegaría de mar del plata las 4 de la mañana, no hubiese sacado turno en el controlador de faltas e infracciones.
Pero las cartas ya estaban jugadas, había terminado mi día laboral, que por cierto tuve que hacer un gran esfuerzo para mantenerme despierto, y debía cumplir con mi deber de ciudadano. En realidad ningún deber de ciudadano, eso es lo que nos quieren creer.
Antes que nada sepan que no estoy de acuerdo con el máximo de 100km /hs en las autopistas. Las autopistas están preparadas para que gente coherente y un poco sentido común al menos puedan usar carriles con velocidades de 130km/hs. Pero es es asi, nosotros siempre con ideas progresistas y a largo plazo.
El lugar es tal cual te lo imaginas; mujeres obesas sentidas frente a sus computadoras dando turnos, “trabajadores” que pasean en bermudas por lo pasillos (todo trabajo que se pueda ir en bermuda, es poco serio), hombres que al verlos caminar nos damos cuenta la poca utilidad que pueden darle al sistema pero en fin, ahí estaba yo.

Después de un rato de espera frente a dos muchachas de se encargaban de formar el típico puterio laboral, con el que al menos se aletargaba la espera, pase directo al famoso controlador. Un especie de juez que te puede llegar a salvar de alguna que otra multa.
Mis cargos eran cuatro multas, todas por excesos de velocidad y todas en la autopista.
Luego de que el controlador se sincere conmigo y me diga que es imposible ir en la autopista a menos de 100, que lo que había que hacer era frenar en las camaritas, supe que toda mi defensa basada en un planteo filosófico acerca de la libertad del hombre y de sus acciones era totalmente inútil.
Al menos pude cancelar unas de las multas, ya que me pareció de no tener “códigos” en sacar dos multas por exceso de velocidad con tres minutos de diferencia, y el muchacho lo entendió.
Entre tanto papelerio y explicación de situaciones, observe que la controladora ubicada a mi costado, me sostenía la mirada. Ella era una cuarentona que se podía observar que los años no le habían pasado mucha factura. En un momento se levanta y agarra el legajo donde estaban mis infracciones y en un tono alto y pausado pronuncio mi apellido, “yo a vos te conozco”. Mi cara de sorpresa y su postura, de donde mira nos volvemos a ver, despertó algún que otra “epa” de sus compañeros laborales.
Resulta que la señorita, había sido profesora mia de catequesis en la escuela primaria pero por su actitud y vestimenta supuse que se había alejado un poco del camino del señor. Me lo confirmo aquel comentario que me despertó algunas inquietudes… “ahaaa… pero creciste muy bien”
Juro por dios que a diferencia de la mayoría de veces luego de un comentario picante, te quedas sin ideas, acá la tuve. Tuve la frase para contrarrestar el comentario y era excelente, pero esta vez fue miedo escénico, sus compañeros y sus inquisidoras miradas no me dejaron actuar.
Se que desde que algun lado nuestro Dios se apiado de nosotros y me callo por un instante…
Pero tengo que volver y ahí si tal vez le pueda decir : “ señorita, señorita… “

Bendita tu eres

Entre lazos de vidas y muertes huele al rocío del campo por la mañana.
A la lluvia seca que moja los campos.
A esa fría mañana de otoño acompañada un remolino de hojas secas que pega contra tu frente.
Una suavidad estimulante, llena de grietas e imperfecciones. Imperfecciones perfectas. Ángulos diametrados por una ciencia exacta, a la que no estamos acostumbrados a respetar.
Madre ciencia, propulsora de civilizaciones y destructora de sociedades.
Ubicada solitaria contrasta con su entorno. Entorno frío, que logra calmar con su presencia, con su sola existencia.
Llena de soles, sombras y de vientos que logran perturbarla.
Perturbada constantemente sufre la indiferencia a tal punto de querer extinguirse, de dejar de pertenecer de todo aquel que la dañe, con su acción o su omisión.

Universos paralelos dice contener, con polvo desparramado sobre su superficie. Superficie con un sin fin de escalas, vaivenes dignos de un grafico financiero pero sin rectas. Esta ciencia no es diametrica, lo que la convierte en exuberante.

Bella pero a la vez desafiante, imponente pero serena. Eso transmite. Atrae miradas y las captura, alimentándose de su propio ego para crecer mas, mas y mucho mas.

Soldado raso con base cuatro defendiendo con todas sus armas su existencia, combatiendo la soledad, la desazón y la monotonía.
Creyente por obligación y le hacen creer que transmite esperanza. Ella fiel a su estilo, sonríe cuando le hablan, enamorando a todo aquel que todavía tenga fe.

Guardiana silenciosa, defiéndenos de todos lo males que provoca el cemento.
Por los siglos de los siglos, amen